La magia de la empatía

Escrito por: Fiorella Ratto P.
CX Marketing UPGRADE

 

Vivimos un momento bastante incierto para todos, los temores y las inseguridades que puedes sentir tú, también lo sienten tus colaboradores y tus clientes de la misma forma e intensidad. Es por esto por lo que necesitas comprometerte, priorizar a pesar de las circunstancias, y usar la empatía como una herramienta para conectar con tu equipo, para sumarse a la calidad de la experiencia y de esta manera conectar con tus clientes, como empresa o marca.

Es probable y entendible que como líder puedas tener miles de cosas en la cabeza por querer abarcar y más aun en un momento como este, pero lo primero que debes entender es que el factor humano es sumamente importante y esencial para cualquier mercado, tus colaboradores son la cara de tu marca por lo que cuanto más tranquilos y cómodos se sientan, será lo que le proyecten a tu cliente, este proceso que puede ser tu herramienta de “espejo” es lo que va a diferenciarte de la competencia, y es lo que debes inculcar.

El trabajar esta herramienta es lo que marcará ese plus que hará la diferencia. Los colaboradores centrarán su pensamiento y objetivos en entender a los clientes y podrán centrarse en la empatía, en conocer más, en crear el vínculo que el cliente necesita para sentirse tranquilo y feliz de que tu marca esté ahí, este tipo de herramienta hará que crees un vínculo tan fuerte que el cliente te recordará, no sólo por ser una marca que usa o consuma, sino como referencia ante las demás marcas.

Ahora bien ¿por dónde empezar?

Comienza por uno mismo, inicia respirando profundo, toma todo el aire que necesites y date cuenta de que siempre hay soluciones, equilibra tus prioridades personales como laborales. Esta misma idea, es la que tus colaboradores deben tener en el chip, NO normalicemos el vivir en crisis, esto impactaría en nuestra salud mental.

Nos encontramos en una situación atípica y tenemos 2 opciones, una: que es la de estresarnos y seguramente enfermarnos pensando, y buscando soluciones, pero existe la opción dos: de pensar con claridad, equilibrio, tranquilidad y transparencia. Nuestra actitud cambia de inmediato, llenarnos de energía y seguir avanzando, sabiendo que podemos vivir con problemas, pero avanzamos dándole solución a lo que se nos presente.

Tengamos esto en el chip, para que no sólo tus colaboradores lo entiendan y lo tengan marcado todo el tiempo, sino para que lo sepan trasmitir y lo proyecten con los clientes.

Como líder debes entenderlo tu primero para que sea la cadena del éxito, es la única forma de llegar a tu cliente y te vea con claridad y comprensión, verás como poco a poco el cambio se dará de manera natural.

Crea una conciencia de empatía, aprende a escuchar, a hacer preguntas, a reconocer a tu equipo y empecemos a cambiar el chip que el colaborador es un colaborador y que el cliente es sólo un cliente, pensemos estratégicamente, como una familia que necesita un compromiso activo para poder trabajar juntos por el bien en común.

 

 

Recent Posts